domingo, 22 de febrero de 2009

La importancia de las palabras

Ayer a la noche, en América TV –canal para el que solía trabajar– estaban pasando un programa que se llama, si no me equivoco, “Buscando a Dios”. Se trata de una producción argentina que lo que hace es justamente documentar los lugares en los que se encuentra Dios, o, dicho de una manera menos poética, en los que hay gente creyente.

En este caso, las cámaras del programa se acercaron a un hotel que hospeda únicamente a travestis cuyo sustento económico es el ejercicio de la prostitución. Obviamente, para estar acordes con el programa, los inquilinos del hotel hablaban de lo duro que es la vida para las personas de su condición sexual en las calles, pero todo el tiempo remarcando la existencia de un Dios en sus vidas que aparentemente “las cuida y les da lo mejor”. No sé que entienden estas personas por “mejor” pero bueno...

Como sea, estos personajes no tenían un vocabulario demasiado desarrollado y esto las hizo “pisar el palito” más de una vez, dejando lugar para el chiste fácil.

· “Corté todo por mi condición” - Jocelyn.

· “Yo me fui de mi pueblo por las trabas que me ponían las personas” – Andrea.

Yo se los advertí. Después no me digan que el post "vino con sorpresa"...

3 comentarios:

Samie dijo...

El blog de mi vida. Gracias por tu comentario,Eterno resplandor tambien es de mis peliculas favoritas, lindos escritos tuyos, saludos =)

Nuria dijo...

Basta Chon, si tanto querés un encuentro con un travesti, pedile a Pulfer que te lo pague con lo que ganó en el Bingo.
Ese es mi premio por adivinar la peli: tu felicidad!

Jonatan dijo...

Jajaja.
Mirá qué informada que está Nuria!