martes, 31 de agosto de 2010

Reflexión de un martes lluvioso

El dilema parte de la siguiente pregunta: "¿qué es peor: la ignorancia o el conformismo?". "El conformismo, definitivamente" me respondí a mí mismo. Pero después lo pensé dos veces. ¿Qué se entiende por "peor"?
Paso a explicarme. En principio, el conformista es más culpable que el ignorante. El conformista elije serlo, sabe que hay otros caminos, otras posibilidades. Que si se propone resignar ciertas cosas, puede hacer que su vida sea menos mediocre. En cambio, el ignorante es ignorante casi por obligación. Nadie nunca lo dejó elegir. Se crió en su ignorancia y por ende, no tiene la posibilidad de optar. Eso lo exime de toda culpabilidad. El ignorante no conoce otra salida, no sabe que puede cambiar su vida.
Ahora bien, me vuelvo a preguntar qué es peor. Pero esta vez, no me refiero a quién es más culpable. Me refiero a quién la pasa peor. Y la respuesta sigue siendo exactamente la misma. Definitivamente, el conformista, por ser culpable, debe cargar consigo un malestar que lo angustia profundamente. Él sabe que puede hacer cosas para cambiar el mundo, para cambiar, al menos, su vida. Pero el Sistema no se lo permite. Termina resignándose ante el miedo, pero siendo muy consiente de su decisión. La impotencia es el sentimiento con el que debe lidiar. En cambio el ignorante, suele estar feliz -o mejor dicho, creerse feliz- dentro de su ignorancia. No sabe que hay otros caminos, otras cosas más allá de las poca que conoce, no sabe que su vida es mediocre. Entonces, creé haber alcanzado la plenitud espiritual.
Por último, cabe preguntarse: ¿se puede pasar de ser conformista a ignorante? No. Una vez que uno logra correrse de la ignorancia -aunque sea parcialmente-, no puede dejar de "saber". Entonces, si decide conformarse con lo que tiene, ya no lo hará con esa inocencia que hace impune al ignorante. Ahora sí, uno puede elegir ser ignorante en ciertos temas. Pues entonces, eso lo hace conformista. Y por consecuencia, se lo puede acusar de culpable y deberá cargar con la sentencia que le corresponda.
Eso explica mis ganas de ser un poco más ignorante a veces. Pero sigo sin estar seguro de que la ignorancia sea mejor que el conformismo.

2 comentarios:

Las Locas dijo...

Creo que el conformista elige serlo, esta feliz con lo que se conforma con lo que es SU decisión. El ignorante no lo elige, es lo que le "toca". Son un montón decisiones de otros que lo llevaron ahí.
No me consta que sea "más feliz" que el conformista, sino que no conoce otra cosa

Las Locas dijo...

Ah! soy Vicky desde el blog que tengo con las chicas de la facu