viernes, 7 de octubre de 2011

Difícil reconocimiento

Si tanto el amor como la obsesión no conocen límites, ¿cómo diferenciar el uno de la otra?

No hay comentarios: