domingo, 1 de enero de 2012

Por una noche, tuyo

Un instante, un abrazo, una caricia.
Un pedido honesto de "quedate un rato más".
Un susurro en mi oído.

Que la cama se vaya deshaciendo lentamente.
Dejá los vasos de cerveza sobre la mesa. Que se calienten, no importa.

"¿Me das un beso?"

Hacerse el que "lo tengo que pensar" pero saber que sí quiero dártelo.
Una experiencia primeriza. Voy dejando marcas de las que después no me haré cargo.

Pero sí durante un instante.
Durante un abrazo.
Durante una caricia.

No hay comentarios: